Mapa del sitio Quienes somos Comunquese con nosotros Newsletter

Nucleo Entrevistas Ver todas las notas de esta seccin


Entrevista a David Halperin

Todos queremos saber la cura para el amor (*)
Mariano Serrichio

No es exagerado afirmar que los sentimientos son un tema tab en la literatura argentina, y el amor no es una excepcin. Salvo Adolfo Bioy Casares o Manuel Puig, entre los autores mayores, el amor parece un tema prohibido en la literatura del pas, en la cual la poltica cruza desde los comienzos las relaciones entre las personas, absorbiendo en ocasiones la rica gama de la vida interior. Tal vez sea el pudor nacional, diagnosticado tan certeramente por Jorge Luis Borges, o el modelo mtico del hombre que est solo y espera, fijado desde el origen por el Martn Fierro.

Probablemente, este modelo mtico de negacin de los afectos haya sido entronizado en las ltimas dcadas, con las novelas de Juan Jos Saer, Ricardo Piglia o Fogwill, cuyos personajes recios e hiperintelectuales se pasean por las pginas esbozando teoras o procurando sarcasmos. Hombres duros y solos, con un poco de Ernest Hemingway diplomado y otro poco de tango. A la nueva generacin le toca subvertir este modelo. Matilde Snchez, Federico Jeanmaire, Marcelo Figueras o Ana Kazumi-Stahl, por citar slo a algunos, han trabajado y trabajan en sus novelas distintas formas del afecto.

Por todo esto hay que agradecer que David Halperin, un helenista norteamericano de reconocimiento internacional, venga a Crdoba a hablar de La irona del amor, una conferencia en clave platnica iluminada por la
experiencia del amor gay que dictar hoy, a las 18.30, en el Pabelln Mxico de la Ciudad Universitaria. (1) Su tema es la diferencia entre el objeto ertico y la creencia del amante, la imposible bsqueda de su deseo. Un profesor universitario que hable del amor es una curiosidad que merece ser remarcada, y ms cuando discretamente observa que la nica ilustracin posible en el campo del amor es la irona.

En dilogo con este diario, Halperin no slo habl de estas cuestiones. Como voz representativa del movimiento gay norteamericano, dio su versin del revuelo causado por el voto en contra del matrimonio gay en varios estados de su pas durante la ltima eleccin presidencial. Otra forma de amor, pero poco irnica: el puritanismo que dice no a las novedades.

La visita de Halperin a la Argentina coincide con la reedicin de dos sus libros: San Foucault y Por qu Ditima es una mujer?, en una coedicin entre Edelp y El cuenco de plata.

Leyes y sufrimientos

M.S.En la reciente eleccin presidencial en su pas se vot en varios estados con resultados positivos a favor de prohibir los matrimonios entre parejas gays. Cul es su opinin?

David Halperin En tiempos de guerra e inseguridad, la gente en Estados Unidos tiene pnico ante los cambios sociales. El reciente espectculo pblico de parejas del mismo sexo casndose produjo un shock en mucha gente, especialmente ancianos y gente de campo. Las nuevas leyes antigays son muy decepcionantes, ya que muchas de ellas tambin prohben uniones civiles y beneficios sociales para parejas no casadas. Causarn mucho sufrimiento, y sin duda representan un fracaso para el movimiento gay. Pero a la vez pienso que tal vez tengan un efecto positivo a largo plazo.

M.S.En qu se basa su expectativa positiva?

D.H.Las nuevas leyes hacen ms visible y desagradable la homofobia: le dan la incmoda tarea de interponerse ante el amor verdadero. Esto puede en su momento despertar la conciencia de personas que no estaban a favor de los derechos gays. En las prximas dcadas el matrimonio gay ser un asunto importante de derechos civiles en los Estados Unidos, para nada desaparecer de la escena. La pelea va a ser llevada una y otra vez a las cortes, y a medida que pase el tiempo el matrimonio gay ser un asunto ms banal.

M.S.Hay signos alentadores en este proceso?

D.H.El Estado de Massachusetts ya ha permitido formal y legalmente el matrimonio entre parejas del mismo sexo. No hay vuelta atrs: el matrimonio gay es como el sexo: puede disgustar y mucha gente puede oponerse, pero una vez que se alcanz, no se puede volver a la posicin anterior. Espero que las malas noticias de mi pas hagan avanzar la causa del matrimonio gay en Argentina. Despus de todo, cuntos de ustedes quieren ser vistos en la misma posicin sobre este tema que Georges W. Bush?

La irona del amor

M.S.Cul es la irona del amor que da ttulo a su conferencia?

D.H.Que
la verdad del amor, si hay alguna, nunca coincide totalmente con la experiencia del amor. Estar enamorado significa vivir en un mundo cuya certeza est siempre cuestionada.

M.S.Cmo lleg a pensar en este tema?

D.H.Me haban pedido un comentario de un ensayo sobre el eros platnico escrito por un amigo mo. Al leerlo me di cuenta de que su aproximacin al tema, escrito con el tono de una autoridad en la materia, dejaba de lado un elemento del eros platnico que es crucial en mi lectura: la irona. Entonces, en vez de comentar el ensayo, escrib un texto a imitacin del suyo, con el mismo tono de olmpica certeza, pero enfatizando el elemento que all faltaba.

M.S.Los distintos escritores que han tocado el tema, de Platn a Marcel Proust, proponen algn tipo de cura. Qu piensa de ellas?

D.H.Todos queremos saber la cura para el amor. Pero lo que hace interesantes a todos esos pensadores no es la cura que proponen sino la condicin que diagnostican: su anlisis del amor, no sus soluciones, es lo que me interesa.

M.S.La irona del amor es que atrapa a los amantes en un imposible: se puede acaso vivir irnicamente el amor?

D.H.La nica manera de vivir el amor sin morir en el intento es de un modo irnico. El sexo no puede ser irnico sin dejar de ser sexo, pero al amor es mejor vivirlo irnicamente. Los hombres gays, en particular, han aprendido cmo combinar pasin e irona, forjando una perspectiva sobre el amor que es desengaada sin ser desencantada.


Nota:
(*) (1) La voz del interior, Crdoba, Argentina. 19 de noviembre 2004

David Halperin Es uno de los tericos ms reconocidos en el rea de estudios queer. Es autor, entre otros libros, de Cien aos de homosexualidad y San Foucault. Para una hagiografa gay. Actualmente es profesor en el Departamento de Letras de la Universidad de Michigan (Estados Unidos) y dicta seminarios en diferentes lugares del mundo.

Enlaces a Ncleo temtico Versiones: SeXualidad?

Para una primera presentacin de Versiones: SeXualidad? - Vanesa Guerra >>>
Avergonzados - Jean Allouch >>>

Cuando el falo falta... - Jean Allouch >>>
El poder psiquitrico - Michel Foucault >>>
Existe una vida intelectual progresista en Francia - Didier Eribon >>>
Las relaciones de poder penetran en los cuerpos - Michel Foucault / L. Finas >>>
La palabra inaugura territorios - Transgeneridad - Sandra Silvina Soria >>>
Homosexualidad, una categora en crisis - David Halperin >>>
Polticas de gnero en el neobarroco: Alejandra Pizarnik y Marosa di Giorgio >>>
Freud, la homosexualidad masculina y los americanos - Henry Abelove >>>
Bibliografa sobre teora queer >>>
El deseo como filosofa - Judith Butler/ Regina Michalik >>>
Lacn, el feminismo y la diferencia de sexos - Danile Lvy >>>
Metafsica - Gnero - Aristteles >>>
Lacan y las minoras sexuales - Jean Allouch >>>
Los nuevos territorios de la diversidad - Sandra Soria >>>

Otros enlaces propuestos
Las redes del poder - Michel Foucault>>>
Nosotros los victorianos - Michel Foucault>>>

Transexual - J. Baudrillard>>>
Introduccin: Rizoma - Deleuze-Guattari >>>

Seleccin, destacados y enlaces propuestos: V.G.

Con-versiones, noviembre 2005

copyright 2005 Todos los derechos reservados.